Presentación de nueva junta directiva ante la Administración

El pasado miercoles 2 de agosto, la Junta Directiva previa solicitud, se reunió con las directivas de la Universidad en nuestra oficina ubicada en la sede Virgen del Rosario  Segundo piso.

En dicha reunión participo la Junta Directiva y de parte de la Administración el Señor Rector, la Vicerectora Académica, el vicerector de investigaciones y el vicerector de interaccion Social.

La junta directiva se presento y puso de manifiesto de manera escrita las expectivas que tiene frente a la administracion. Dentro de dichas expectativas que se presentaron a manera de solicitudes puntuales organizadas en dos grupos asi

 

Solicitudes que requieren de atención inmediata

1.    Agendar un conversatorio con nuestros afiliados, que han manifestado en varias ocasiones la necesidad de que la administración escuche las apreciaciones de la base, respecto al estado actual de nuestra Universidad y las principales preocupaciones respecto a la sostenibilidad académica, administrativa y financiera. Esperamos que próximamente se pueda llevar a cabo esta actividad la cual será solo con los afiliados la UNDEPTCUP.

(El señor rector propone realizar este conversario con nuestros afiliados el 14 o’ 18 de Agosto,  quedando por confirmar una de estas dos fechas y el lugar)
2.    Hacer las gestiones necesarias para que se reconsidere la negación de la comisión de estudios, solicitadas por algunos docentes de planta y que fueron negadas bajo el argumento de que no existen planes de desarrollo profesoral en las respectivas facultades. Este derecho descrito en el literal g del artículo 57 del estatuto docente no puede ser vulnerado, por malas interpretaciones de los asesores jurídicos. Si bien es cierto que el estatuto las comisiones de estudio están reglamentadas en el artículo 44 del estatuto general, los artículos 76, 77 y 78 del estatuto docente, y el los cuales se hace explicita los planes de desarrollo docente presentados por la decanatura de manera anual, también es cierto que los docentes que han solicitado las comisiones no son responsables de la existencia o no de dichos planes. Es importante que los docentes no sufran las consecuencias de las omisiones realizadas por las decanaturas y que de manera inmediata se abran los respectivos procesos de investigación a los responsables de presentar dichos planes y se dé solución inmediata a las solicitudes realizadas por los docentes desde el año anterior.

(El señor rector se compromete a agilizar la presentacion de los planes de desarrollo profesoral por parte de las decanaturas, y tratar de manera particular cada una de los casos que este año han sido negados por este motivo)
3.    Iniciar de manera inmediata la convocatoria para la elección de un representante de docentes al consejo académico, que ha estado vacante por más de 4 meses y que las decisiones allí tomadas a la fecha pueden considerarse no representativas del pensar de los docentes de planta, que actualmente solo cuenta con uno de los dos votos posibles.

(El señor rector se compromete en iniciar de inmediato el proceso de convocatoria y solicita que se promueva la inscripcion de docentes en dicho proceso)

4.    Agilizar las resoluciones respecto al reconocimiento de puntajes por funciones académico administrativas del 2016, pues ya han pasado 7 meses, de los cuales se espera sea considerada la retroactividad. De igual manera los puntajes sobre excelencia académica según el enciso 1 del artículo 18 del decreto 1279.
5.    Retirar las funciones de ordenación de gasto de la vicerrectoría Académica, pues si bien es cierto que la descentralización de la ordenación del gasto es una buena idea, también es cierto que la actual Vicerrectora académica ha utilizado esta designación para cambiar la verdadera función de esta dependencia, hasta tal punto de contradecirse respecto a la presentación de escenarios deseables para la Universidad como la acreditación Institucional, pero obstaculizar su camino con el argumento de que su trabajo es ahorrar dineros en la contratación docente, incrementar las horas de trabajo en docencia quitando las asignaciones de tiempo para actividades extracurriculares, acusando del desfase financiero de 3.000 millones a la mala asignación de responsabilidad académica por parte de los directores de programa, entre otras actitudes poco cordiales frente a sus colaboradores y compañeros docentes.

(Resalto el señor Rector que la delegacion del gasto en las vicerectorias es importante para que cada componente misional de la universidad se de cuenta de su viabilidad, y que seria importante incluso que cada facultad, departamento y hasta nivel de programa se conozca la viabiliadad de la dependencia a su cargo, pues esto es una forma de concientización del actuar de cada miembro de la Universidad)
6.    Eliminar de manera temporal las direcciones de departamento en donde un departamento solo tiene a cargo un programa y dejar solo las direcciones de programa en cabeza de los docentes de planta, mientras la reforma estatutaria define una mejor estructura que justifique o no dicha figura.
7.    Reiteramos que es innecesario que se contraten docentes para desempeñar funciones de auxiliar de los decanos y vicerectores, pues se está trasladando las funciones de docencia, con funciones de secretaria que pueden ser mejor desarrolladas por personal administrativo a mitad de precio que representa la contratación de un docente.

Otras solicitudes que requieren de su atención a mediano plazo (un semestre y máximo un año) son:
1.    La reforma estatutaria en la cual las organizaciones sindicales tendrán asiento (conforme acordado en la negociación sindical) y que desde la UNDEPTCUP estamos dispuestos a presentar propuestas viables y simplificadas adaptadas a la situación actual de nuestra Universidad.
2.    Velar que las decisiones que tenga que tomar usted como rector durante este semestre procuren estar acordes a lo que llamamos “viabilidad académico-financiera”. La nueva junta directiva trabajará en el diseño de esta propuesta en torno a lo académico como la doble oferta de programas, la viabilidad académica de distancia; en torno a lo administrativo como la infraestructura de los programas, entorno a lo financiero como la viabilidad de los programas con los que actualmente cuenta la Universidad, la contratación de OPS con salarios desproporcionados, los tiempos de dedicación a actividades extracurriculares asignados a docentes auxiliares en las decanaturas, vicerrectorías y  otras dependencias que pueden ser sustituidos por secretarías a mitad del costo que actualmente se paga por los docentes que ejercen las funciones de los decanos, vicerectores y directores de oficina. Esperamos que en algunos meses podamos presentar un diagnóstico formal de nuestras apreciaciones al respecto. Reiteramos que se establezca una política de austeridad: reduciendo la relación de número de administrativos  con respecto a número de docentes, debido a que existen muchas ordenes de prestación de servicio (O.P.S), que en varios  casos son contrataciones innecesarias .
3.    Reevaluar el camino a la acreditación institucional definido en su plan de gestión que particularmente y a la fecha consideramos inviable. Es necesario hacer un estudio serio de los motivos por los cuales han sido rechazados los ocho  programas en los procesos de acreditación a los que se presentaron en los últimos años, evitando seguir presentando programas como si se tratase de un proceso aleatorio en el que se espera por mera probabilidad poder acreditar uno o dos programas de los 10 próximos programas a presentar. Así mismo contar con personas expertas y con experticia en el tema que oriente un proceso óptimo y con calidad.
4.    Hacer las gestiones necesarias para reformar el Sistema Integrado de Gestión y la infraestructura software que dispone la Universidad, que se han convertido en norma y en obstáculo frente a los procesos académicos y administrativos. Si bien es cierto que hoy en día el software es parte fundamental de cualquier organización, también es cierto que éste debe estar al servicio de los procesos y de las personas. Actualmente el software ha impuesto procesos poco eficientes y en muchos casos ha malinterpretado las normas (por ejemplo la evaluación docente) y ha complicado los procesos que el mismo sentido común los puede considerar simples.

Es por lo tanto la oportunidad de reiterar la preocupación continua de nuestra organización sindical en la sobrevivencia a largo plazo de nuestra Universidad como factor clave para la búsqueda permanente de la dignificación de la labor docente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *